Si algo define las piezas de bollería Bubó es su textura y aroma. El característico crujir de los croissants de Bubó se obtiene con las mejores mantequillas y harinas, y a través de los miles de pliegues y capas que nuestros pasteleros dan a cada pastado. La delicadeza y el rico sabor del brioche, que preparamos a semejanza del brioche francés, se consigue gracias a las especias que incorporamos a la masa y al largo proceso de amasado y reposo.

Los chefs responsables de esta partida adaptan el proceso de elaboración a la temperatura y humedad del día para obtener el mejor croissant y brioche, y hacer así posible que nuestros clientes disfruten de la mejor bollería artesanal a diario.

Cada bocado de los croissants que elaboramos nos transporta a un paseo por las calles de París y nos recuerda a sus pequeñas obras de arte en forma de dulces elaboraciones. Con chocolate negro, gianduja, crema pastelera, mazapán,… ¿Existe mejor manera de empezar el día?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Search